David Martínez, diseñador mallorquín con mucho Rock N Roll

La semana pasada os mostrábamos uno de los proyectos más especiales en los que hemos colaborado Can Rudayla y por su efecto WOOU, creemos que debemos poner cara al diseñador que nos dio la oportunidad de llevar a cabo el diseño lumínico y darle esa personalidad tan marcada y que lo convierte en una oda lumínica.

El diseñador mallorquín David Martinez es el responsable de crear Minimal Studio, un estudio de arquitectura y diseño donde mezclar el ballet y el Rock N Roll es algo natural y curiosamente acertado. Sus proyectos son espectaculares, con carácter propio y mucha personalidad. Su estilo transgresor y minimalista se hace inconfundible, pudiendo reconocer que estamos ante uno de sus excelentes proyectos en cualquiera de los casos.

¿Qué es lo que más te gusta de tu trabajo?

La libertad conceptual, la posibilidad de plasmar un concepto o diseño propio, por lo cual único, verlo perdurar y evolucionar en el tiempo. Y que a la vez, cumpla su cometido funcional, ya sea su destino comercial o personal.

¿Con qué profesional de la arquitectura o del interiorismo, referente mundial, te gustaría colaborar?

Con Peter Marino sin duda alguna.

Si fueras una lámpara, serías…

Toio de Flos.

 

En referencia a CA’N RUDAYLA:

El reto: 

Dotar a la misma vivienda de varias personalidades en una.

La anécdota:

Lo que pasa en Ibiza, se queda en Ibiza.

¿Qué importancia tiene para ti la iluminación en tus proyectos?

Es fundamental, se precisa una conexión entre la luz disponible de forma natural y el aporte lumínico posterior. Además, en nuestro caso, tiene una gran importancia estética, forman parte del diseño inicial de la vivienda, estancia o comercio, mimetizándose con el resto de los elementos decorativos.

¿Cómo influye la iluminación o que importancia tiene la misma en Ca’n Rudayla?

Diría que este ha sido el proyecto del cual hemos formado parte, que ha conllevado una mayor complejidad en lo que a iluminación se refiere. Como el mismo título menciona, es una ‘’Oda lumínica‘’. Se ha dotado de diferentes caracteres a la vivienda, desde la estancia más pura hasta un ambiente lumínicamente radicalizado, gracias a la adaptabilidad de las luminarias utilizadas y el control y domotización de sus elementos. Un perfecto equilibro entre delicadeza y  crudeza. 50% Ballet & 50% Rock n Roll.

¿Cómo fue tu colaboración con WorldLight?

Fue como en el resto de proyecto, muy ágil y directa. En este proyecto el equipo de Worldlight tuvo un papel fundamental, asesorando y dando las correctas directrices para que el proyecto lumínico se ajustará a los deseos del cliente y diseño final.

¿Por qué recomendarías Worldlight a otros profesionales del sector?

Por la capacidad, experiencia y solvencia en todos y cada uno de los proyecto en los que hemos colaborado de forma conjunta. Desde el primer instante Worldlight entendió nuestra filosofía y metodología de trabajo, dotándonos de gran seguridad a la hora de establecer colaboraciones profesionales.

¿Echas en falta algo en nuestro estudio? ¿qué mejorarías?

Que escuchen Rock N Roll en su showroom / oficina.

 

ÚLTIMAS NOTICIAS

0 Comments

Post a comment

Your email address will not be published

EN ES