Descripción del proyecto

Numa Beach es la máxima expresión del Mediterráneo. Este nuevo beach club, ubicado en primera línea en Playa de Muro, capta la esencia del verano en Mallorca como pocos han conseguido.

La reforma integral de este establecimiento ha sido desarrollada por Minimal Studio. Para abordarla, unimos la creatividad y excelencia profesional con elementos típicos de la zona en la que se ubica, creando un local abierto al mar en su totalidad y que se mimetiza con su entorno.

Numa Beach es el ejemplo perfecto del minucioso proceso que se sumerge el equipo de Minimal a la hora de desarrollar un trabajo de estas características.

Un beach club abierto al mar

‘Obsesión por la felicidad’ es su significado en japonés. Numa Beach se planteó desde el primer momento como un beach club en el que sentirse en sintonía con el mar y encontrar un oasis de desconexión con una gastronomía exquisita. En este sentido, plasmar su esencia ha sido un reto que ha culminado en una expresión visual muy potente con gran importancia en cuanto al diseño.
Para crear este espacio, se ha optado por usar una escala cromática neutra que dota al beach club en su totalidad de una pulcritud visual que conecta en todo momento con unas vistas panorámicas al mar.

Cada uno de los espacios cuenta con una diferenciación visual. De esta manera, la zona de las camas balinesas se separa del anfiteatro y zona de cocktail bar, así como del restaurante propiamente dicho, que a su vez cuenta con una parte interior y exterior.

Sin embargo, todos los espacios se entienden como un conjunto debido a que las juntas de los pavimentos han sido realizadas con arena marina, que crea una conexión total y mimetización con el ambiente.

Pare este cometido, la disposición de la iluminación ha sido clave. Se ha prestado especial atención a la influencia solar concreta del momento, además de crear un recorrido visual y conceptual, como sucede en el túnel de acceso a los cuartos húmedos.