El uso correcto de la luz indirecta en el diseño interior

La luz indirecta influye positivamente en nuestras emociones

Hoy queremos hablar del uso correcto de la luz indirecta en el diseño de interiores. Se sabe y ha sido objeto de múltiples ensayos, que la luz tiene muchos y diferentes efectos en los seres humanos tanto a nivel visual y emocional como biológico. En nuestro día a día hay muchos factores que influyen en nuestro estado de ánimo, ritmo de actividad… y LA LUZ tiene un poder increíble sobre la calidad de nuestro rendimiento emocional.

Luz indirecta como luz de transición

Aquí es donde entra en juego un tipo de luz, concretamente: la luz indirecta o “luz de transición”, ya que la podemos utilizar como medio para adaptar nuestro ritmo durante el día. 

Se entiende como luz indirecta la emisión de luz que se proyecta sobre una superficie, bien sea pared, techo, etc y que, al rebotar sobre determinados elementos arquitectónicos nos proporciona una iluminación confortable debido al fenómeno de la reflexión.

Con la iluminación indirecta conseguiremos un efecto de luz suave y de alto confort visual, que será más o menos diáfano en función del tipo de fuente de luz que utilicemos, así como del tamaño y forma de dicha fuente.

Luz indirecta y diseño de iluminación

Gracias a la actual tecnología Led podemos ocultarlas en elementos integrados en la propia arquitectura, como es el caso de los foseados en pared o techo, en los que la fuente de luz pasa totalmente desapercibida.

De igual manera, las fuentes de luz pueden estar a la vista e integrarse perfectamente en el entorno, aportando un toque minimalista y, a su vez, de gran carga visual.

También podemos conseguir una óptima iluminación indirecta mediante apliques de pared, bien sean empotrados e integrados en pared, o bien, atornillados directamente.

Otro clásico para conseguir una buena iluminación reflejada es a través del uso de lámparas de pie o de sobremesa. Tanto en la opción de apliques como el de lámparas de pie/sobremesa podremos encontrar gran cantidad de modelos, tamaños, formas y acabados, que se adaptarán a todo tipo de decoración. 

En cualquiera de los casos y sea cual sea la fuente de luz por la que nos decidamos, recomendamos instalar algún tipo de regulación, de manera que podamos disponer del nivel de luz óptimo y deseado para cada momento del día.

Por si fuera poco, la luz indirecta es espectacular, elegante y aporta un gran valor estético al proyecto de interiorismo y al acabado final de cualquier vivienda que se precie.

¡En definitiva, La Luz indirecta en el diseño de interiores es una solución sofisticada y resolutiva a nivel lumínico!

Si quieres que te asesoremos con tu nuevo proyecto contacta con nuestro equipo.

ÚLTIMAS NOTICIAS

EN ES