El diseño de iluminación residencial como clave del éxito en un proyecto de interiorismo

Cuando decimos que un proyecto de interiorismo ha tenido éxito o es de satisfacción del cliente es, simple y llanamente, porque el resultado es tal cual lo que anhelaba. Sea cual sea dicho resultado, el cliente ha de encontrarse con algo que le sea agradable a la vista, que le reconforte a todos los niveles y que sea capaz de transmitirle sensaciones: ¡qué le sorprenda!.

Tiene que sentir su hogar como si de una membrana protectora se tratara, una zona de confort, de protección, de relax, de diversión… El hogar es donde nos retiramos a descansar día tras día al acabar nuestra jornada laboral o de esos días intensos repletos de actos sociales.

Por ello, podemos considerar la iluminación como el eje principal en cualquier proyecto de interiorismo que se precie. Una correcta iluminación puede ayudarnos a desarrollar o sentir aquello que queremos en cada una de las estancias de nuestro hogar, aunque en este post nos interesa incidir en la iluminación residencial.

La luz puede influir de manera notable en nuestro comportamiento y estado de ánimo, por lo que su uso ha de ser clave en la mayoría de las zonas a iluminar. La iluminación será responsable de crear emociones en cada estancia, será capaz de reducir nuestro estrés o levantarnos el ánimo en días grises.

Fundamental y a su vez básica, la iluminación se convierte en protagonista y muy en parte, responsable de mejorar o arruinar un proyecto de interiorismo. Creéis entonces que con el poder que tiene la luz: ¿podemos dejar la iluminación a nuestro antojo?

Definitivamente, nosotros pensamos que NO. 

Si crees que la iluminación es tan importante como lo es para nosotros y necesitas de nuestra experiencia y profesionalidad para desarrollar conjuntamente tu proyecto, ¡No lo dudes!

Contacta con nuestro equipo de diseñadores especializados en iluminación.

ÚLTIMAS NOTICIAS

EN ES